25 C
Belize City
Tuesday, June 25, 2024

Taiwan helps with wildfire relief efforts

Photo: (l-r) Chief Executive Officer in the...

National Women in Fisheries Association established

Photo: Women in Fisheries Association elected council by...

Graduation highlights

Photo: Rebecca Lucas, valedictorian Belize Adventist College, Corozal,...

¡Salvaje y sin ley!  ¿Redistribución de distritos o no?

Editorial (En Espanol)¡Salvaje y sin ley!  ¿Redistribución de distritos o no?

Domingo, 26 de mayo de 2024

¿Cuándo llegamos a ser así como nación?  ¡Hombres viejos agrediendo a niñas y bebés, por el amor de Dios!  Pedantes insensibles y egoístas estafando a personas confiadas y crédulas para quitarles los ahorros de toda su vida, ganados con tanto esfuerzo, sabiendo su sincero deseo y sueño de poseer una parte de la Joya y la casa de retiro de sus sueños;  visitantes jubilosos destrozando deliberadamente la infraestructura pública en un evento deportivo sin pensar en el coste de la reparación o en quién tendrá que pagar;  3 motocicletas con ladrones montados persiguiendo a un camión de reparto y blandiendo un arma, tratando de “asaltar” al conductor a plena luz del día en el corazón de la Ciudad de Belize, Zona Sur;  4 hombres violando en grupo a una niña de 14 años: ¿alguno de estos jóvenes se detiene a considerar que tiene una madre, una hermana o una hija?  ¡¡Locura!!  Continuando a las 21:00 horas,  todas las noches, locura en “la franja” en la Milla 2 de la autopista Philip Goldson por parte de unos pocos motociclistas “Evel Knievel” con su zumbido de escape, angustiando y perturbando la paz de los ceecanos “soldados de oración” y de los residentes de Buttonwood Bay y Belama que se acuestan temprano: ¿no existe una ley contra la extrema contaminación acústica en las zonas residenciales durante las horas de sueño?  Parece que la anarquía se ha convertido en una moda entre algunos sectores de nuestra sociedad, y esto lleva a uno a preguntarse si no es una progresión natural desde que los llamados líderes de la sociedad dan malos ejemplos a la gente común, de modo que la actitud predominante es que, si ellos pueden hacerlo, nosotros también podemos.     

Los malos ejemplos, lamentablemente, son los más fáciles de seguir;  y desafortunadamente, existe incluso la tentación de los gobiernos de seguir los malos ejemplos mostrados por naciones poderosas, cuyo poder los ha corrompido de tal manera que ahora se declaran audazmente por encima del derecho internacional.   Las desafortunadas tragedias que se desarrollan en Ucrania/Rusia y Gaza/Israel, ambos conflictos que involucran íntimamente a nuestro aliado más poderoso del norte, han expuesto el hecho, para aquellos de nosotros que no nos dimos cuenta, de que no sólo algunas naciones poderosas intentan  influir en las decisiones de lo que el resto de nosotros percibimos como supremos órganos judiciales mundiales – la Corte Internacional de Justicia (CIJ) y la Corte Penal Internacional (CPI) – pero los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (Estados Unidos, Francia,  China, Reino Unido y Rusia), tienen un “poder de veto” especial.   Según Wikipedia, el Artículo 27 de la Carta de las Naciones Unidas otorga a “los miembros permanentes un veto absoluto sobre todas las sanciones vinculantes de las Naciones Unidas, las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, las admisiones de miembros, las expulsiones de miembros y las selecciones de Secretario General”.

Ahora, la Corte Penal Internacional (CPI), aunque es un brazo de la ONU, sólo cuenta con 123 estados miembros inscritos, y ni EE.UU., Israel o Rusia se han adherido a la CPI, cuya jurisdicción sólo se extiende a los territorios  de esos 123 estados miembros;  por lo tanto, la aplicación de la ley en los otros países es un problema.

Bueno, no fue hace mucho cuando la CPI encontró que el presidente ruso Vladimir Putin había violado el derecho internacional y emitió una orden de arresto contra él, y con pleno apoyo del presidente estadounidense Biden.  El 18 de marzo de 2023, la BBC informó: “La CPI acusó al presidente Putin de cometer crímenes de guerra en Ucrania, algo que el presidente Biden dijo que el líder ruso ‘claramente’ había hecho. Las acusaciones se centran en la deportación ilegal de niños de Ucrania a Rusia desde la invasión de Moscú en 2022. Moscú ha negado las acusaciones y ha denunciado las órdenes como “escandalosas”.  Es muy poco probable que se obtenga mucho resultado de esta medida, ya que la CPI no tiene poderes para arrestar a sospechosos sin la cooperación del gobierno de un país”.

Avancemos rápido hasta el 20 de mayo de 2024, y esta vez la BBC informa que, con respecto a la “guerra” entre Israel y Hamas en Gaza, donde más de 35.000 palestinos, en su mayoría mujeres y niños, han sido asesinados, “El fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI) ha solicitado órdenes de arresto para el Primer Ministro israelí Benjamín Netanyahu y el líder de Hamás en Gaza, Yahya Sinwar, por crímenes de guerra”.  El informe continúa diciendo que, “el Sr.  Netanyahu dijo en un comunicado que rechazaba “con disgusto la comparación del fiscal de La Haya entre el Israel democrático y los asesinos en masa de Hamás”.  Y continúa: “El presidente estadounidense Joe Biden calificó la medida del fiscal de la CPI como ‘indignante”.

¿En serio?

La pregunta para nosotros como pequeña nación de personas, y el problema para todo nuestro mundo de naciones, grandes y pequeñas, fuertes y débiles, es si continuaremos sujetos al gobierno del “poder” o al gobierno de ley”.  Cuando las personas “grandes” se salen con “asesinando” o roban impunemente los activos de la nación, el mensaje llega a los jóvenes en las calles.  La disciplina y la aplicación de la ley tienen que comenzar desde arriba, antes de que nuestras agencias de aplicación de la ley puedan ejercer la autoridad moral para devolver a nuestra sociedad la conciencia de nuestro deber el uno hacia el otro y hacia la nación en su conjunto.  El Padre de la Nación recogiendo basura de la calle no era sólo para lucirse;  estaba dando ejemplo, tratando de inculcar un sentido de orgullo comunitario y responsabilidad social a todos nuestros ciudadanos.

Lo que está sucediendo en La Haya y en el Congreso de los Estados Unidos es importante para nosotros, los beliceños, cuyo destino como nación está en manos de esa misma CIJ que los poderosos líderes de las naciones con “poder de veto” han despreciado cuando las cosas no van como esperaban. En este momento, al igual que con los acusados que buscan una “indicación de sentencia”, puede ser conveniente que nuestros líderes sondeen la posición política de nuestro gran aliado del norte sobre el posible resultado y las repercusiones del veredicto en nuestro caso ante la CIJ, considerando las violaciones persistentes a nuestra soberanía que ya se sufren en el sur.  Si, como algunos de nosotros esperamos, la CIJ falla abrumadoramente a nuestro favor, ¿Estados Unidos “nos respaldará” contra un perdedor descontento en el Occidente, o debemos comenzar a explorar posibles acuerdos de seguridad de respaldo con otros de nuestros vecinos y aliados?  Después de todo, el héroe nacional Philip Goldson nos avisó y advirtió.

Y, al reflexionar más sobre esta mentalidad de “matón” de “la fuerza da la razón”, es realmente decepcionante que el no partidista Movimiento por la Paz de Belize (BPM, por sus siglas en inglés) tenga que seguir, en 2024, agitando con el muy popularmente elegido gobierno del PUP para  implementar el tan retrasado ejercicio de redistribución de distritos que exige nuestra Constitución.  En los meses previos a las elecciones generales de 2020, cuando el BPM se esforzó seriamente en lograr la redistribución de distritos a tiempo para noviembre de 2020, la entonces presidenta del Tribunal Supremo dictaminó que el tiempo era demasiado corto.  Cuando el PUP ganó de manera aplastante, tuvo 5 largos años para resolver las cosas.  Ahora, aquí estamos en mayo de 2024, y dentro de unos meses el grito puede volver a ser que no queda suficiente tiempo para lograrlo antes de las elecciones.  

En verdad, sería una verdadera lástima que esta muy popular administración del PUP, que tiene prácticamente garantizada una victoria en las urnas en 2025 frente a una oposición actualmente en ruinas, desperdiciara esta oportunidad de lograr la redistribución de distritos, por desagradable que sea para algunos de sus abanderados.  Cuando llegue el próximo ciclo electoral (2030), así como la noche le sigue al día y la inevitable y progresiva arrogancia del poder atrincherado comience a estimular un lento cambio en la marea de la opinión pública a favor del cambio, este tema, si se deja que se agrave, podría convertirse en la semilla que florece en una mancha negativa contra el partido gobernante, con comparaciones descabelladas con megalómanos internacionales que quieren aferrarse al poder a toda costa.           

Esta pequeña Joya que llamamos Belize no necesita estar siguiendo los malos ejemplos de aquellas naciones con inmenso poder militar que se empeñan en hacer lo que quieren, sin importar lo que diga la gran mayoría de las naciones de la Tierra, la llamada Asamblea General de las Naciones Unidas, que es correcto.   Demostremos con el ejemplo que somos una nación de leyes y un pueblo que cree sinceramente en la libertad, la justicia y la igualdad para todos, sin importar raza, credo, nacionalidad o etnia.  ¡Poder al pueblo!    

Check out our other content

Graduation highlights

Check out other tags:

International