22.8 C
Belize City
Monday, May 16, 2022

Livestock producers “elated” at waived cattle import duty

Mexico’s decision to waive the 15% tariff...

CWU and PBL hold “meaningful talks”

The parties were granted 6 weeks to...

Belize City centenarian Leonora Patnett dies at 108

By Khaila Gentle BELIZE CITY, Mon. May 9,...

Tiempos difíciles a pesar del mayor presupuesto de la historia

Editorial (En Espanol)Tiempos difíciles a pesar del mayor presupuesto de la historia

El Primer Ministro Honorable John Briceño le dijo a la nación en su presentación del presupuesto 2022/2023 a la Cámara de Representantes la semana pasada que su gobierno había “superado todos los indicadores de desempeño” y que el nuevo presupuesto, con un total propuesto de $1,361 millones, será el “mayor gasto y presupuesto de inversión en la historia de nuestro país”.

El primer ministro Briceño podría haber sido confundido con su predecesor, el a menudo grandilocuente Dean Barrow, a medida que hablaba efusivamente sobre nuestras perspectivas financieras en su introducción a las estimaciones de ingresos y gastos del Gobierno de Belize para el próximo año. El primer ministro describió el desempeño de su gobierno el año pasado como “realmente notable”; dijo a los beliceños que “está amaneciendo un nuevo día”, dijo que nuestra “economía se está recuperando”, nuestro dólar “está fuerte de nuevo…se han evitado el incumplimiento y la devaluación”, y que el “informe de progreso de su gobierno [es] inigualable en nuestros 41 años como nación independiente”.

Pero el primer ministro no fue víctima de su brillante presentación de su presupuesto 2022/2023 “Trabajando juntos por un Belize justo, inclusivo y próspero”. Advirtió que “la emergencia de la deuda pública no ha terminado”, que nuestra carga de la deuda sigue siendo pesada y “desvía fondos de prioridades centradas en las personas como la educación, el deporte, la salud, la vivienda y la seguridad ciudadana”, e hizo un llamamiento directo a los “Ministerios y Oficiales Financieros para que ejerzan la máxima moderación” mientras ejecutan los proyectos e iniciativas de este mayor presupuesto de la historia.

Las cosas no son tan brillantes en Belize y es muy probable que empeoren. Gran parte de nuestras dificultades económicas no son culpa del gobierno actual. Si bien han estado ejecutando su Plan Belize, que tiene el objetivo declarado de que todos ganemos, claramente el Gobierno de Belize ha estado funcionando en condiciones muy limitadas. En consecuencia, su boleta de calificaciones en el aspecto financiero debe recibir un asterisco, con sus logros siendo medidos por las circunstancias en las que han operado.

Sin embargo, el gobierno no merece celemencia en cuanto a sus promesas de mejorar nuestros sistemas de gobierno. Definitivamente languidecen esas reformas prometidas, y tan pronto como termine la temporada presupuestaria, tendrán que ser llamados a la tarea por su letargo.

El final de la pandemia es la mejor medicina que alguien podría haber pedido para nuestro país y nuestro gobierno de casi un año y medio, y en ese frente parece que la suerte nos abre camino. Durante el fin de semana pasado, Belize reportó solo 25 nuevos casos de Covid-19, una fuerte caída de las más de mil infecciones reportadas un fin de semana aterrador a fines de enero, y aunque ninguna autoridad local o extranjera ha declarado que la pandemia ha terminado, todos han estado respirando mucho más libremente. Hay países en todo el mundo, especialmente en el Lejano Oriente y los EE. UU., donde los casos han ido en aumento, una clara advertencia de que no debemos bajar la guardia, pero el sentimiento general es que la enfermedad ha perdido gran parte de su virulencia.

En casa, se han relajado varias de las restricciones obligatorias de Covid-19, y se espera que se eliminen más en breve. Sin embargo, hasta que la OMS declare que estamos a salvo, podemos esperar que a nuestra población más vulnerable, especialmente los ciudadanos mayores de 60 años, se nos recomiende usar nuestras máscaras cuando estemos entre personas que no viven en nuestro hogares, continuar con el “distanciamiento físico” tanto como sea posible y lavarnos las manos regularmente, particularmente después de estar en lugares públicos.

Desafortunadamente, apenas la pandemia había comenzado a dar señales de que comenzaba a perder el control del mundo cuando estalló una terrible guerra en los países bálticos. Esta guerra, la invasión de Ucrania por Rusia, comenzó el 24 de febrero, hace un mes, y no solo no ha habido tregua, sino que los invasores rusos en realidad han aumentado el poder devastador de las armas que han desatado contra su vecino, para imponer su voluntad sobre ellos.

Hay otras guerras terribles en todo el mundo, guerras en las que el derramamiento de sangre, las hambrunas y el desplazamiento de personas no son menos. La guerra en Yemen lleva más de siete años. La guerra en Palestina ha estado ocurriendo casi desde que los ganadores de la Segunda Guerra Mundial crearon un espacio para los judíos desplazados. En África, cientos de miles han muerto y están muriendo en las guerras en curso en la República Democrática del Congo, Sudán del Sur y la República Centroafricana. Las guerras económicas que nuestro buen vecino, EE.UU., declaró contra nuestros buenos vecinos Cuba y Venezuela han causado a la gente de esos dos países dificultades económicas indescriptibles.

Estas guerras continúan, con su terrible costo para la gente de esos países, pero sin mucha repercusión en el resto del mundo. Solo cuando las naciones europeas se enfrentan entre sí, el miedo se apodera del mundo y nuestras economías tiemblan.

Quinientos años después de que los europeos “descubrieran” y conquistaran esta parte del mundo y comenzaran el saqueo del continente africano, siguen siendo las superpotencias económicas y militares del mundo. Cuando se involucran en la batalla, como lo hicieron en las dos “guerras mundiales”, todos nosotros nos involucramos en la lucha. La actual invasión y destrucción de Ucrania por parte del ejército ruso no se ha intensificado más allá de las fronteras de Ucrania, pero no hay un país en todo el mundo que no se haya visto afectado negativamente.

Estábamos firmemente controlados por la pandemia cuando el gobierno actual tomó las riendas en noviembre de 2020, y justo cuando parece que tal vez estamos fuera de ella, llega una guerra terrible. El impacto de esta guerra, sumado a todos los estragos causados ??por la pandemia, se siente en el costo de los productos básicos importados, sus productos terminados e insumos como combustible, fertilizantes y pesticidas que son esenciales para la producción agrícola. Los costos de adquisición de esos insumos han aumentado considerablemente. En consecuencia, el costo de la mayoría de los bienes producidos localmente aumentará, está aumentando, también.

A pesar del mayor presupuesto de la historia, estamos viviendo tiempos realmente difíciles. El primer ministro dijo: “amanece un nuevo día”. Pero las nubes de tormenta están ocultando el sol. Es otro desafío para el pueblo beliceño, pero haciéndole justicia al diablo, el Gobierno de Belize no muestra ningún pesimismo. Está lejos de ser suficiente: el Gobierno de Belize asigna $6 millones para ayudar a los más marginados y unos modestos $5 millones para continuar entregando viviendas a madres solteras y beliceños que nunca han tenido una casa, pero en tiempos de escasez tenemos que estar contentos de que haya algo en la cesta.

Los tiempos son duros, pero el hermano David ya nos mostró el camino a seguir. El hermano David dijo que se trata de productos beliceños. Sobreviviremos y prosperaremos si nos apoyamos unos a otros. Cuando entremos a la tienda, debemos buscar la etiqueta “Made in Belize”. Debemos tener monedas sueltas a la mano para comprar de los vendedores ambulantes. Si seguimos ese camino, y el Gobierno de Belize hace su parte, todos saldremos ganando.

Check out our other content

Check out other tags:

International