74 F
Belize City
Wednesday, March 3, 2021
Home Editorial (En Espanol) Tiempos difíciles golpean a los trabajadores públicos

Tiempos difíciles golpean a los trabajadores públicos

La nueva administración del Partido Unido del Pueblo (PUP) ha estado reduciendo su personal desde que asumió el cargo, y mientras el principal partido opositor dice que los trabajadores que están perdiendo sus trabajos son su gente, la noticia más importante es que el nuevo gobierno está bajo extrema coacción debido al terrible estado de la economía. Vivimos tiempos muy duros y lo único que podemos exigir es que se trate a nuestra gente con respeto y que los jefes de familia que sean despedidos sean incluidos inmediatamente en la lista de asistencia del gobierno.

En abril y mayo del año pasado, justo después de que la pandemia comenzara a afectar a Belize, nuestras dos organizaciones empresariales más destacadas, la Cámara de Comercio e Industria de Belize (BCCI en inglés) y el Consejo de Negocios de Belize (BBB en inglés), comenzaron a pedir al Gobierno de Belize hacer algo con su elevado gasto salarial.

El BBB sugirió un recorte masivo de lo que llamó trabajadores del sector público y funcionarios bajo contrato “no esenciales”, y después de que el Sindicato de Servicios Públicos (PSU en inglés) no acordó de inmediato con el gobierno que los trabajadores del gobierno deberían renunciar a sus incrementos por un período, la BCCI dijo que muchos en el debate sobre nuestra supervivencia económica estaban “fuera de contacto con la realidad actual que enfrentamos universalmente”. El PSU se había resistido cuando el Gobierno de Belize les pidió que renunciaran a los incrementos y no estaban dispuestos a aceptar tal medida hasta que, dijo, el gobierno hubiera abordado sus muchas prácticas derrochadoras.

La Red de ONGs de Belize (BNN en inglés) también se unió al llamado para que los empleados del gobierno compartan el dolor que, según dijo, estaban experimentando los beliceños en el sector privado. El 29 de junio el Comité Directivo del BNN (BNNSC en inglés), luego de estudiar la crisis económica, presentó un documento que incluía un llamado al gobierno a “recortar los sueldos y salarios de los funcionarios públicos para reducir la masa salarial”.

No había necesidad de instar al organismo cuasi-gubernamental, la Junta de Turismo de Belize (BTB en inglés), a actuar. Casi en el mismo momento en que los operadores de cruceros anunciaron en marzo que dejarían de venir a Belize, la dirección de BTB despidió alrededor del 50% de su personal.

Incluso con los recursos financieros de la nación agotándose, el gobierno anterior se aferró a sus trabajadores, y el primer ministro Barrow prometió pedir prestado hasta que el país no pudiera pedir prestado más para cubrir la masa salarial mensual. Cuando el PUP asumió el poder, la nueva administración dijo que el Gobierno del Partido Demócrata Unido (United Democratic Party, UDP) de Barrow había estado pidiendo prestado cerca de $ 1 millón por día para mantener el país en funcionamiento.

Hay una serie de razones por las que el gobierno del UDP no realizó los recortes que sus socios comerciales y ONGs habían pedido. La primera es que los gobiernos que operan dentro del sistema capitalista reconocen que en tiempos de crisis económica necesitan gastar, invertir en la economía. Reducir los salarios o reducir los trabajadores hace que una economía estresada se contraiga aún más.

La segunda es que 2020 fue un año electoral, y la peor derrota que había experimentado el UDP en las urnas, antes de la debacle del 11 de noviembre de 2020, fue en 1998, un año después de haber despedido a 800 trabajadores del servicio público.

El gobierno UDP también estaba operando bajo una oración para que el Covid-19 perdiera su fuerza como lo había hecho el H1N1 (gripe porcina) unos diez años antes, y el turismo, que representaba casi el 50% de la economía de Belize antes de la pandemia, se recuperara.

Esa oración no ha sido respondida. Existe la esperanza de que nuevas vacunas que se han desarrollado nos salven pronto, la más temprana cerca de fines de este año, pero pocos esperan que en la próxima temporada turística, 2021/2022, la industria genere ingresos que se acerquen a los ingresos en años anteriores.

Hoy nos encontramos en la peor situación económica que cualquiera de nosotros pueda recordar. El Honorable Chris Coye, senador y Ministro de Estado en el Ministerio de Finanzas, Desarrollo Económico e Inversión, dijo al Senado la semana pasada que los ingresos de Belize se han reducido en un 17% y la deuda nacional es insostenible. El Honorable Coye dijo que la última encuesta laboral mostró que en este momento, entre 130 a 140 mil beliceños, aproximadamente el 68% de nuestra fuerza laboral, están buscando trabajo.

El poderoso gobierno de los Estados Unidos retiró de sus grandes reservas y pagó a sus ciudadanos para mantenerlos a flote hasta que llegaran días mejores. El pequeño Belize hizo lo mismo, sacando de sus limitadas reservas y pidiendo grandes préstamos para sustentar a sus ciudadanos que habían perdido sus trabajos durante la pandemia.

Cuando comenzó la pandemia, el economista/ingeniero beliceño, el Sr. Bill Lindo, advirtió al gobierno que quienes reciban asistencia deben proporcionar mano de obra por los cheques que reciban. Hizo un llamado al gobierno para que aumente la capacidad hospitalaria y construya pequeñas fábricas que empleen a nuestra gente para producir los bienes que necesitamos para sobrevivir.

El gobierno anterior debería haber alentado a todos los que tenían acceso a una parcela agrícola o un patio muy grande a participar en algún tipo de agricultura, de cultivos o pesca, y esto debería haber sido hecho en conjunto con el gobierno liberando en el campo todo su arsenal de equipo y personal capacitado.

A principios de esta semana, en el programa matutino WuB, supimos que uno de nuestros ciudadanos más inspiradores, el Sr. Dara Robinson, había estado trabajando en una parcela agrícola para proporcionar comida a su familia y su programa de alimentación, y se vio obstaculizado porque había sembrado semillas que le dio un buen samaritano, y las semillas habían caducado o eran de una variedad vegetal que no funciona bien en Belize. Si el gobierno hubiera invertido plenamente en ayudar a nuestro pueblo, el hermano no habría sufrido este revés.

A fines de marzo, el comienzo del próximo año fiscal, todos esperan que haya recortes salariales y tal vez más despidos. Nuestra economía está en un estado terrible y ni siquiera un acuerdo con el FMI nos salvará del dolor. De hecho, podría ser peor para nosotros si acudimos al FMI, porque en nuestros mejores momentos su consejo era que nuestros gobiernos recortaran drásticamente la masa salarial.

El partido minoritario en la Cámara de Representantes se quejará cada vez que el nuevo gobierno tome medidas dolorosas para estabilizar o energizar nuestros motores económicos, y tal vez ese sea su deber, pero conocen el estado de la economía que dejaron atrás.

Ciertamente el pueblo y los medios de comunicación de Belize deben controlar al nuevo gobierno en cada paso del camino, ciertamente debemos insistir en que todas las prácticas de buen gobierno que prometieron restaurar se implementen de manera expedita, pero también debemos brindar apoyo mientras pasamos por este período. Vivimos tiempos muy, muy duros.

- Advertisment -

Most Popular

Details of vaccination rollout plan

BELIZE CITY, Mon. Mar. 1, 2021-- The Ministry of Health and Wellness shared details about its planned vaccination campaign on Monday during a virtual...

Vaccine allocation letter sent to Belize

BELMOPAN, Mon. Mar. 1, 2021-- Last Friday, the Minister of Health and Wellness broke the good news to local media that the country has...

Reggae Street mechanic murdered on Kraal Road

BELIZE CITY, Fri. Feb. 26, 2021-- On Friday, February 26, 2021, police visited the Karl Heusner Memorial Hospital (KHMH) after they received reports of...

COVID-19 update

BELIZE CITY, Mon. Mar. 1, 2021-- The COVID-19 vaccination program has officially begun in Belize with the immunization of three healthcare workers this Monday....