28.9 C
Belize City
Tuesday, April 16, 2024

NATS Committee announces Farmers of the Year 2024

Photo: (left) Senior Farmer of the Year,...

To – David

“THE CANDLE MAY GO OUT,BUT THE MEMORY...

Young sailors stand on the shoulder of a Master and Commander: Charles Bartlett Hyde

Photo: (right) Charles Bartlett Hyde Contributed: Harbour Regatta...

Una respuesta “cooperativa” para bajar el precio de los alimentos

Editorial (En Espanol)Una respuesta “cooperativa” para bajar el precio de los alimentos

Vivimos en tiempos económicos difíciles. El número de personas con suficientes ingresos disponibles para gastar en entretenimiento y patrocinar a pequeños empresarios en el negocio alimentario se ha reducido considerablemente. Los tiempos difíciles no son una sorpresa. Hace menos de cuatro años, lo que más preocupaba a los beliceños y a personas de todo el mundo era el SARS-COV-2, cómo ellos y sus familias podrían sobrevivir a la epidemia.

Deberíamos estar agradecidos por las pequeñas misericordias. La mayoría de nuestra gente tiene trabajo, aunque el salario sea bajo. Debido a que dos de nuestras principales agroindustrias, los cítricos y el camarón de cultivo, están pasando apuros, una tercera, la del banano, no está teniendo su mejor año y nuestros pozos de petróleo sólo están produciendo un goteo, nuestros ingresos en divisas y nuestra recaudación de impuestos han disminuido. Hoy, nuestro país depende más que nunca de los impuestos recaudados sobre el combustible y otros productos importados para pagar salarios y pensiones y comprar los suministros necesarios para proyectos públicos.

La pandemia cobró un precio enorme en el mundo, al igual que la guerra en Europa y la invasión y bombardeo de Gaza por parte de Israel. Todos han contribuido a un enorme aumento en el costo de los bienes, agregando más peso a las cargas de la gente en Belize y en todo el mundo. En todas partes el costo de los bienes está inflado; incluso el gran Estados Unidos está en apuros. Loria Konish, en un artículo en CNBC, dijo que el presidente estadounidense Joe Biden había hecho un llamado a los “fabricantes de bocadillos” estadounidenses para que detuvieran las estafas de la ‘shrinkflation’. Biden dijo: “Algunas empresas están tratando de tomarle el pelo a la gente al reducir el tamaño de los productos poco a poco esperando que uno no se dé cuenta”.

Biden ha sido atacado por algunos de sus rivales políticos. El editorialista del Las Vegas Review-Journal dijo que la “shrinkflation” es una respuesta a la presión económica, la “inflación galopante” causada por los progresistas del gobierno de Biden que apoyaron “el Plan de Rescate Estadounidense, un nuevo proyecto de ley de gasto masivo plagado de dádivas para los grupos izquierdistas de intereses especiales”. El Las Vegas Review-Journal dijo que uno de los principales asesores económicos de Barack Obama advirtió que el plan “aumentaría la inflación” y que, para sobrevivir, las empresas han recurrido a achicar “sus productos porque la alternativa, aumentar los precios, es aún más desagradable”.

Más que nunca, nuestros expertos deben presentar análisis sobrios de nuestra economía y programas sociales, y las críticas deben ir acompañadas de soluciones bien investigadas para que la gente las observe y las compare con las iniciativas existentes. Los ataques a nuestras políticas económicas son interesados, si las soluciones propuestas no tienen los números que las respalden.

Es cierto que la gente en el negocio de compra y venta está bajo presión. Podemos sobrevivir reduciendo el tamaño de los chips/botanas y sobrevalorando los refrescos; nuestro problema es la cantidad reducida de productos básicos que ahora obtenemos por nuestro dólar. La mayoría de estos productos básicos con precios inflados son importados o cultivos, principalmente nuestras verduras y frutas, que se han visto gravemente afectados por el espectacular aumento del costo de los fertilizantes importados y por enfermedades que están resultando difíciles de curar.

Hay oportunidades en estos tiempos económicos difíciles. Es el momento de que los productores locales se apoderen de los lineales de las tiendas. Para lograrlo necesitaríamos cambiar la forma en que hacemos negocios. El gobierno se jacta de que el año pasado ganamos 70 millones de dólares con la venta de ganado a México y Guatemala. El mayor levantador en esa apasionante historia, por supuesto, es nuestro grupo menonita.

En la agricultura y el procesamiento de productos agrícolas, ese grupo es un monopolio dominante y nuestros gobiernos están contentos con el status quo. La justificación para que nuestros gobiernos hayan dejado a algunos grupos con los brazos cruzados al margen podría ser las ventajas de costos que tienen los monopolios y el hecho de que la logística en una economía pequeña no es fácil de superar. Sin embargo, permanecer en monopolios significa que los precios seguirán siendo más altos.

El gobierno podría considerar incentivar a otros grupos a copiar lo que está haciendo el grupo menonita. En los primeros años de nuestra Revolución Verde había cooperativas de agricultores en todo Belize. Entonces vino alguien y dijo que éramos comunistas y la mayoría de las cooperativas agrícolas dieron paso al sistema “individualista”. Pero Valle de Paz no renunció a su cooperativa. Y tampoco lo hicieron los menonitas, nuestro grupo más exitoso. El potencial de nuestros otros grupos se está desperdiciando en el sistema actual. El gobierno necesita reactivar las cooperativas en todo nuestro territorio. Entonces el precio de la mayoría de las verduras y frutas producidas en Belize bajará y más productos en los estantes de las tiendas llevarán la etiqueta Hecho en Belize.

¿Los EPEs realmente están en tiempos mejores?

A medida que nuestras agroindustrias pierden su posición como columna vertebral de nuestra economía, las industrias de servicios, el turismo y la externalización de procesos empresariales (EPE, centros de llamada), han crecido exponencialmente. Nuestro primer primer ministro, George Price, desaprobaba el turismo, pero ante sus narices uno de sus ministros, Sandy Hunter, puso las primeras semillas. En el primer gobierno de Esquivel, el ministro de Turismo, Henry Young, aumentó el enfoque en el sol, el mar, los templos y la arena, y desde entonces la industria ha crecido hasta convertirse en la principal fuente de ingresos de nuestra economía.

Siendo un incipiente en los primeros años del siglo XXI, el crecimiento de los EPEs/centros de llamadas se ha disparado desde entonces. Cuando el turismo colapsó durante la pandemia, fueron los centros de llamadas y nuestra agricultura los que nos salvaron. Hablando sobre la industria EPE en octubre de 2023, un informe de Channel 7 News reportó que el primer ministro Briceño dijo que la industria ahora emplea a cerca de 14.000 beliceños, y los salarios que ganan los beliceños en la industria oscilan entre 5 y 10 dólares por hora. El pueblo beliceño prospera en las EPEs. Y necesitamos que lo hagan. Dado que algunas de nuestras principales agroindustrias aún están contra las cuerdas, necesitamos estos empleos. Por lo tanto, estamos desconcertados y nerviosos ante este rápido avance en la Inteligencia Artificial (IA) que, tanto para el observador casual como para algunos expertos empresariales experimentados, es visto como una amenaza para nuestros pequeños ahorros.

El negocio de EPE ha sido una bendición, pero la mayoría de nosotros sabíamos que no siempre tendríamos esta vaca para ordeñar, que no estaba aquí para quedarse, y la mayor amenaza que vimos acechar para la industria fue la IA, un área que ha visto avances ilimitados. Hay máquinas que pueden hacer el trabajo de cien personas. La IA desplazará a las personas en muchas áreas, y algunos vieron como inevitable que estas máquinas superinteligentes superaran a las personas en la industria EPE. Pero algunos en la industria dicen, no tan rápido, la IA no desplazará a las personas en las EPE; en cambio, los empoderará y los hará más valiosos.

Dion Jay Tality, en un artículo de enero de 2024 en el boletín Unitycommunications “La verdad sobre la IA tomando el lugar de los agentes del centro de llamadas de EPE”, dijo que es un mito que la IA sea una amenaza para los empleados de las EPEs. Tality dijo que “la tecnología puede asumir ciertas responsabilidades de EPE que actualmente manejan los agentes del centro de contacto, pero no puede suplantar por completo a estos agentes”. Tality dijo que “la mayoría de los clientes buscan conexiones y contacto humano”, que la IA “todavía tiene muchas limitaciones… es propensa a errores” y que “la integración de la tecnología de IA puede ser costosa”. Tality dijo que la IA es “un aliado” de los EPE, “no un enemigo”, y con su incorporación ayudará a los centros de llamadas a “empoderar a los agentes, escalar las operaciones y lograr la satisfacción del cliente”.

“Eso” está por verse, pero el cien por ciento de los beliceños esperan que este análisis de Unitycommunications sea correcto, que si mejoramos la calidad de nuestros servicios podremos ganar aún más en esta industria. Una cosa segura es que con las inversiones adecuadas del gobierno, los beliceños sobresaldrán.

Check out our other content

Check out other tags:

International